15 de enero de 2007

Buenas historias... e increíbles historias

Me encanta una buena historia, sobre todo en series de televisión. No puedo negar que estoy enganchada a: LOST, 24 y ahora PRISON BREAK (apenas terminé de ver la primera temporada). Pero la vida real siempre supera la ficción, y en este caso me impacta la transformación de Anne Rice.

Sí, ella es la autora de "Entrevista con el Vampiro", "Queen of the Damned" y otros libros sobre vampiros y cosas oscuras. Pero su vida cambió. Ella misma lo dice:

"Regresé a la fe en Cristo el 6 de diciembre de 1998... Lo que sucedió fue esto: Recibí un vistazo en lo que solo puedo llamar la infinita misericordia de Dios. .. Me di cuenta que ninguna de mis preguntas teológicas o sociales realmente harían la diferencia. No tenía todas las respuestas a estas preguntas precisamente porque Dios sí... Lo que me vino fue una infinita confianza, confianza en su poder y su amor... Así que en pocas palabras esto es en esencia lo que me pasó: la fe se convirtió en algo absolutamente real para mí; y sus implicaciones se hicieron realidad."

Y aquí viene la mejor parte:

"En el verano de 2002, consagré mi trabajo a Cristo, pero en realidad no fui fiel a mi promesa hasta diciembre de ese año. Desde entonces, me he comprometido a escribir sobre la vida de Cristo en forma de ficción".

En 24 - Jack Bauer salva a los Estados Unidos vez tras vez, en LOST - los personajes sobreviven en una isla y en PRISON BREAK - unos criminales escapan de la cárcel. Pero ninguna historia se compara a la realidad de una novelista que después de escribir novelas góticas y de oscuridad, le entrega su vida a Cristo y le dedica su pluma a Él.

¿Mi conclusión? Jesús es el único y verdadero héroe quien escribe las mejores historias. ¿Tú qué opinas?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Jesus ha escrito la MEJOR historia de accion, de triunfo del bien sobre el mal, una aventura suprema, un heroe sin igual...una historia de amor como no habra otra! y me ha hecho participe de ella!

Andres Segovia

Isa dijo...

Desde mi infancia tuve siempre una extraña seducción por todo lo que fuera de "espantos y vampiros". Hoy que soy de Cristo y sé que todo ese mundo espiritual es muy real,le doy gracias a Dios por la salvación en el Señor Jesucristo y no sólo a mí, sino a personajes como Rice. No cabe duda que podemos siempre decir: ¡A él sea la gloria, por los siglos de los siglos! Amén.

Alejandro Vazquez dijo...

Hola Keila,
Me sorprendió mucho leer el testimonio de Anne Rice.
No sabía que ella se había vuelto creyente.
Me gusto tu blog, he leído algunas cosas, pero sin duda continuare visitandolo.
Gracias

AxL dijo...

Hola Keila.

¿Sabes? Al igual que a alejandro vazquez, a mí también me ha sorprendido un poco la historia de Mrs. Rice, pero hasta cierto punto la comprendo y difiero un poco de la opinión de isa (sin afán de generar polémica).

Sé que esto sonará un poco filosóficamente "extrapolado" de mi parte, pero es mi pensar al respecto: Cuando leemos un libro (ya novela o cuento), cuando vemos alguna película o serie (de cualquier género) es natural que sintamos simpatía hacia alguno de los personajes, ya sea aflictiva o afectiva.

Tú misma has dicho que la realidad siempre supera la ficción y, en términos de redacción, la literatura siempre es ficción, a diferencia de la noticia que es una transcripción de los hechos tal cuales. De tal manera, siento que ésta no es una excepción. Es decir, lo que sea que le haya sucedido a nuestra diva gótica, hace que yo me sienta identificado porque alguna vez, algo me ha sucedido que haya logrado devolverme mi fe en Dios al final.

Claro que esto no quiere decir que las inclinaciones religiosas de la escritora, hayan jugado un papel findamental; no obstante, es la fe lo importante y no la religión que se profese.

En conclusión, desde mi punto de vista, no es que Dios haya salvado a Anne Rice, sino que ella ha tomado una decisión en su vida respecto a cómo encausar su fe. Si bien, ella ha dicho que las dudas respecto a cualquier asunto inexplicable de la vida, provienen de Dios; vamos, Él es el único que tiene esa respuesta, pero yo pienso que esas respuestas yacen en algún lugar del mundo. Del hombre, claro está, depende buscarlas y, aún más, hallarlas... No creo que la búsqueda de respuestas, constituya un desafío, especialmente si se intenta encontrarlas a través de un acto de fe pura como lo es la devoción a Dios, o a cualquier religión que profese amor que, en cuyo caso, es lo más bello que puede existir.

¡Buen post! ¡Enhorabuena! Un saludo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...