20 de abril de 2009

Divagando sobre la paz

¿Qué es la paz? ¿Es un sentimiento? ¿Es una emoción? ¿Es un estado del corazón? ¿O será una persona? ¿No dice por allí: “él es nuestra paz”? Si es una persona, entonces concluyo que la paz viene a través de conocer a esta persona; la paz surge cuando pasamos tiempo con esa persona; la paz nos cubre cuando la vida de esa persona se instala en nuestro interior.

Luego entonces ¿cómo se logra la paz? ¿Siendo como esa persona? ¿Amando a esa persona? ¿Obedeciendo a esa persona? ¿Todas las anteriores? Y me atrevo a ir a un paso más.

Un versículo favorito dice: “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera, porque en ti ha confiado”. Podemos señalar la importancia de la promesa (“completa paz”) o la confianza necesaria para obtener esta paz. Yo me detengo en dos palabras: pensamientos y perseverar.

Los pensamientos son los que deben ser guardados, pues de allí surgen las preocupaciones y angustias. Y para esto, debemos perseverar, es decir, seguir adelante y no desistir. Si fallamos una vez, intentarlo para la próxima oportunidad.

Si la paz es una persona, pensemos en esa persona y perseveremos en esta acción, y así obtendremos paz. Solo divago…

8 comentarios:

Verdad (3 Juan 1:3-4) dijo...

Muy sabios tus pensamientos. ¿Se puede definir la paz? Quizás como una relación de concordia y armonía con alguien. ¿Con uno mismo? Gracias a Dios que cuando no existía la paz entre él y yo, apareció en escena Jesucristo y vino a ser el reconciliador. Como tú dices, perseverando hacia aquel que vino a ser nuestra paz es que realmente estaremos en sosiego. Es un escenario de completa calma si nuestros pasos se dirigen hacia él.

Pero cuando nuestros pies cambian de rumbo, es el momento que hay guerra. (Hebreos 10:26-31)

elim-el oasis de Eva dijo...

Pensamos y perseveramos porque confiamos en esa persona. Confiamos porque hemos sido "seducidos" por su Amor.

Triple dijo...

Cuando tú divagas yo soy bendecida... sigue divagando!!

Brisa Nocturna. dijo...

Si, tus divagaciones son una bendicion.
Eso de la perseverancia me ha llegado mucho en estos ultimos dias. Gracias por esta reflexion.
Un abrazo.

Isa dijo...

Preciosa divagación mi amada Keila. Sigue divagando para que sigamos creciendo en Él que es nuestra paz.
Besitos.

sgv dijo...

Divagando llegaste a una hermosa y excelente conclusion!

Nuestra= Adjetivo Posesivo, determina posesion, pertenencia.

El es mio! Que amor! Que gracia!
Que milagro!

Regino Mosquera dijo...

La Paz...
Hermosa Reflexión...
Él es nuestra Paz...
El Principe de Paz...
Un Abrazo.

Gustavo J. Ontiveros dijo...

pensaba en esa busqueda de paz del hombre cuando DIOS GUARDA en perfecta paz al que sus pensamientos en EL perseveran. Paz que palabra que solo en DIOS no se desgasto, en el mundo se perdio

SHALOM

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...