7 de mayo de 2009

Tiempos extraños


Hace unos meses, no lo hubiera creído. Si alguien me hubiera dicho que a finales de abril mi ciudad (una que no duerme), se convertiría en un “pueblo fantasma”, lo habría tachado de loco. Si alguien me hubiera dicho que caminaría en la calle con un cubre-bocas, habría meneado la cabeza. Si me hubieran contado que los restaurantes y cines cerrarían durante días, me habría dolido el estómago de tanta risa.

Hoy vivo tiempos extraños. Por unos días, los millones de habitantes de la ciudad se escondieron en sus casas; usamos cubre-bocas para salir; el mundo laboral se detuvo. Y en medio de todo, viví tiempos extraordinarios, incluido un viaje relámpago a Oaxaca, mi ciudad de fantasía.

He cambiado, he crecido, he madurado, he reído, he llorado, todo en el lapso de una semana y media. Asistí a un congreso para mujeres que dejó una profunda huella en mi alma. Recibí uno de los mejores regalos de mi vida que ahora presumo en mi dedo anular. Visité familiares y amigos (uno que hacía años no veía).

Los tiempos extraordinarios (fuera de lo normal) requieren de nosotros respuestas extraordinarias. Más amor, más confianza, más paciencia, más aguante, más pasión. Y en medio de las noticias confusas y alarmantes, también debemos estar atentos a las buenas noticias, que llegan con la misma fuerza que las novedades malas, pero que a veces ahogamos por miedo o conformismo.

Oportunidades. Reflexión. Madurez. Crecimiento. Son solo unas cuantas virtudes de los tiempos inciertos.

12 comentarios:

Verdad (3 Juan 1:3-4) dijo...

"Aunque la higuera no florezca,
ni en las vides haya frutos,
aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales; Con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación". -Habacuc 3;17-18

Anyul Rivas dijo...

estas calles solitarias me recuerdan al ensayo de Saramago "ensayo sobre la ceguera".

Espero que las cosas mejoren por allá, muchos saludos

Brisa Nocturna. dijo...

Que bueno que en medio de los dias confusos pudiste vivir cosas lindas.Sobre todo lo que presumes en el dedo ;)!, me alegro de verdad.
Un abrazo.

Jenny dijo...

Me gusto eso de los tiempo extraordinarios requieren de nosotros respuestas extraordinarias. Sigo pacientemente todos los escritos de mis hermanos mexicanos, hay mucho por aprender.
Un abrazo

Lisi dijo...

Muy buen post, Keila, y me ha encantado leer tus noticias.

Triple dijo...

Precisamente libros como "Ensayo sobre la Ceguera" es que estábamos tan apanicados. Gracias a Dios todo parece mejorar y estabilizarse. Que aprendamos a contrarrestar las malas noticias con la fe, el gozo y la paz que sólo vienen de Dios.

Isa dijo...

"Los tiempos extraordinarios, requieren respuestas extraordinarias" Me encantó esa frase mi Keila preciosa.No cabe duda que debemos estar siempre prevenidos para que no nos tomen desapercibidos.
Quiero fotos, ¡fotos,fotos, fotos!,de ese regalo, je,je.
Un besote grandotote hasta tu ciudad fantasma.

sgv dijo...

No es emocionante vivir en esta epoca? Tantos eventos alrededor del mundo quedaran plasmados en la historia y no los leimos en ningun libro, los estamos viviendo y al escribir sobre ellos, de alguna manera, estamos escribiendo historia.

Que Dios sea glorificado por la manera que vivimos hoy!

MUCHA EMOCION!!

Gusmar Sosa dijo...

"Respuestas extraordianrias", me lo llevo!!!!SAludos.

Magdalena dijo...

Agree. Qué rara fue la experiencia. Sí, lleva a reflexionar. Esta hermosa ciudad con cubrebocas nos invitó a retomar lo trascendente de la vida. Que es, por cierto, el regalo que llevas en la mano. El Amor sigue en pie, como siempre. Y ése no estornuda,siempre está sano. Hay que cobijarse en Él.

Felicidades, Keilita.

Víctor dijo...

Esta mañana he leído en 2ª Reyes acerca del sitio de Samaria, en la que un príncipe de Israel se rió del profeta Eliseo cuando anunció que al día siguiente sería día de júbilo. En un momento, sin uno darse cuenta, se le da la vuelta a la tortilla, y lo que antes era ya no es, y lo que no era ya es.

Jadid dijo...

Hola, yo casi no escribo, pero que hay o que es(tu lo sabes?) de que aun en los momentos estraordinarios externos que talvez nunca hemos visto, tambien llegan momentos extraordinarios internos de dolor o recuerdos de un pasado que tambien fue real y casi te acaban entre los dos, y no sabes que que hay para sostenerte pero hay algo que te sostiene y no reaccionas como en el pasado lo hiciste, no lo sé (o talvez si) pero aun en lo extraordinario de lo externo y en lo extraordianrio interior, esto me sostiene vivo sabiendo que hay algo mas adelante que me dará gozo unico y que me dice ni aun imaginas lo que vendra y tambien me da no sé si es gozo pero si fuerzas extraordinarias para esperarlo con paciencia. Jadid.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...