2 de junio de 2009

Una visión del pasado


Una iglesia. Una cruz al frente. Una niña de ocho años. Arrodillada a unos diez metros de distancia. Arrepentida, confundida por la edad, pero segura de un amor nuevo en su corazón. Sus ojos en la cruz.

Una iglesia. Una cruz al frente. Una adolescente de catorce años. De pie a ocho metros de distancia. Preguntándose los porqués, deseosa de encajar en el grupo. Temerosa, indecisa, dispuesta a ceder. Sus ojos en los demás.

Una iglesia. Una cruz al frente. Una joven en sus dieciséis. Triste, culpable, perdida, a seis metros de distancia. Con los ojos en alguien más, pero ese alguien lejano, distante, ajeno. Sus ojos vagando por la oscuridad.

Una iglesia. Una cruz al frente. Una mujer en sus veintes. Activa, impulsiva, energética, a cuatro metros de distancia. Llena de ideas y sueños, pero cargando el peso de un error. Queriendo agradar; luchando por ser. Sus ojos en el éxito.

Una iglesia. Una cruz al frente. Una hija rozando los treintas. Tumbada, postrada, tirada a dos metros de distancia. Herida, frustrada, humillada. Comprendiendo, confesando, aceptando. Sus ojos en el suelo.

Una iglesia. Una cruz al frente. Una persona nueva al pie de la cruz. Sin nada que ofrecer, con las manos vacías pero dispuestas. Limpia, perfecta, completa —solo por gracia. Con alguien especial a su lado, quien sostiene su mano con ternura. Sus ojos, nuevamente, en la cruz.

17 comentarios:

elim-el oasis de Eva dijo...

Me hiciste recordar un himno cuya letra decía "¿Quién puede su vista posar en el leño y luego insensible su ruta seguir...?"
Y aunque quizá por algún tiempo fuimos insensibles, ahora ya no... no podríamos porque "¿a quién iríamos? solo Él tiene palabras de vida eterna"

Verdad (3 Juan 1:3-4) dijo...

Eso te quedó lindo, muy lindo.

Una iglesia. Una cruz al frente... como que huele a bizcocho de bodas...

Brisa Nocturna. dijo...

sin palabras...

Lisi dijo...

Gracias por poner la vida y la fe en perspectiva. Salvo en casos excepcionales, ¡es un largo recorrido!

*DeNiSSe* dijo...

Interesante cambio en la vida de una mujer, pero me encanta que en cada momento ahí esta la cruz vacía que nos recuerda su presencia y protección sea cual sea la situación que vivimos... Bendiciones!!!

Alejandro Vazquez dijo...

Me alegro mucho de esa valiosa oportunidad de poder acercarse a esa cruz, en esa iglesia, en cada ocasión.
Es un don de Dios.
Bendiciones Keila

Jenny dijo...

Maravilloso hasta las lagrimas quien no podria verse reflejada en este relato? Gracias!

Jorge Yunes dijo...

me encanto tu poema!!!! Muy lindo... TE felicito!

Buen blog! A favoritos!

Magdalena dijo...

Keilita,

Recordé mucho de mi propio camino al leerte. Gracias. Un gran beso.

Triple dijo...

Hermoso y conmovedor!! Me gustó muchísimo!!

Jadid dijo...

Que hermoso!!! me agrada ver como Dios puede cambiar todo, en un lugar ahi en la cruz donde no solo cambio el destino de la humanidad en el tiempo y el del cielo en la eternidad, tambien esa cruz cambio mi vida una ocasión, y cada día parte mi vida dejando el día anterior para solo poder vivir el hoy y esperar un mañana mejor, pero veo que todavia me falta dejar mucho de mi ayer ahi y estar consciente de que ahi esta y esperar algo mejor mejor mañana, veo que para ti ya esta completo aun de tus errores; solo quiero decirte que sigas viendo a esa cruz porque la persona que esta a tu lado no siempre estará ahi y creo que tambien él necesitara seguir viendo esa cruz donde ya quedo el ayer que le hara disfrutar mejor su hoy y esperar algo mejor mañana.

sgv dijo...

Me gusta tu version de:

"Puestos los ojos en Jesus"

Hebreos 12:2

Claudia Gonzalez Cañas dijo...

Que bien reflejadas las distintas etapas emociones mi estimada Kei. Me encantó tu posts, y que verdad.

THE QUEEN TAIS dijo...

CREO A MIS 30... FRENTE A UNA CRUZ ME HE SENTIDO GENIAL... Y RECORDANDO OTROS TIEMPOS, ME QUEDO CON EL ACTUAL... BESOS... THE QUEEN

Isa dijo...

Simplemente ¡Precioso! :)

Vega dijo...

¡Precioso post! Lo verdaderamente importante es esa última visión: Una iglesia, una persona nueva al pie de la cruz, limpia por gracia, y con alguien a su lado con quien compartir una nueva vida...y siempre con los ojos en la cruz.
Como te he dicho otras veces me encanta tu forma de escribir.
Un abrazo y bendiciones.

Yuan dijo...

Gracias, Keila, por escribir la biografía de tantas personas en tan pocas palabras!
Leí Palomas. Me encantó. Espero más.
Saludos desde Nueva York.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...