27 de julio de 2009

Divagando sobre "nosotros"

Tal vez si nos miras, tienes razón. Somos un grupo de personas que enferma, que a veces se deprime y que carga con problemas; mentimos, engañamos y caemos, aunque —por alguna extraña razón— nos gusta fingir que estamos bien y que somos mejores que los demás. Pero si sacas una lupa, hallarás que somos todo, salvo perfectos.

Entonces ¿por qué somos diferentes? ¿Por qué nos consideramos parte de un grupo de élite? ¿Por qué nos despertamos temprano los domingos para asistir a templos? ¿Por qué leemos la Biblia con obsesión?

Cometemos los mismos pecados que el resto. En nuestras congregaciones oyes de adulterio, homosexualismo, hipocresía, chismes y alcoholismo. Así que lo siguiente no lo digo en defensa, sino como algo que creo.

Lo único rescatable que tenemos es que, de algún modo incomprensible… de una manera imperfecta… sin explicación lógica... amamos, sinceramente, y con todo lo que somos y tenemos, sí, nosotros, estos imperfectos nosotros, amamos inevitablemente a Jesús.

Y esto nos une, a pesar de nuestras imperfecciones. Y esto nos hace, en una palabra, cristianos.

8 comentarios:

Brisa dijo...

Amen.
Que profunda verdad, en pocas palabras.

(y es por gracia...que maravilla)

Un abrazo.

Alejandro Vazquez dijo...

Gracias Keila, buen punto. Es por El
Ciertamente, y cuan necesaria es esa gracia para nosotros.
Es bueno sincerarnos sobre lo que somos 'nosotros' y ver que no tenemos mérito alguno en lo que podamos gloriarnos.
Un abrazo

Verdad (3 Juan 1:3-4) dijo...

Cierto. Somos muy imperfectos, sin embargo a pesar de todo, hemos encontrado un detergente (Malaquías 3:2) para lavar nuestra vida y poder alcanzar el cielo.

"Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad". -Apoc. 22:14

DANIEL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DANIEL dijo...

Es muy cierto lo que dices, Keila, incluso llegamos a creer que valemos mucho y que somos mejores que los demás.
Esta semana en el ensayo del coro, Saly compartió este pensamiento que seguramente te llevara a una nueva divagación. "Dios no nos escogió porque valemos mucho, lo que nos da valor es que Dios nos escogió."

Triple dijo...

Excelente entrada y excelente comentario el de Saly.

Isa dijo...

Mi Keila querida,todos estos días, al ir a la EBV, he estado escuchando a tu tío Rubén Sotelo y sus cantos y hay uno que me hace recordar parte de lo que tú escribes en este post:" Era una piedra cualquiera y me escogió, y en su collar de mil perlas me llevó...". Si podemos decir que somos perfectos, es por la perfección que alcanzamos en él y por él, y no en nuestros propios méritos. Buen escrito preciosa.
Besitos.

sgv dijo...

Sin mas que decir o agregar. En pocas palabras y en manera sencilla lo ha dicho todo. Es la verdad.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...