5 de agosto de 2009

Regalo inesperado


Me acostumbré a mi antiguo gimnasio y no negaré que me dolió dejarlo. Desde hace unos años me ha gustado ejercitarme, pues he visto sus efectos positivos en mi salud, pero también en mi estado de ánimo.

Cuando abandoné el pasado club (donde tenía la alberca), sentí que dejaba una partecita de mí. De hecho, lo vi más como un “sacrificio”. Pero decidí que era importante pues estaba gastando mucho dinero y no le sacaba el debido provecho.

Desde entonces, comencé a ir a clases de spinning, uno o dos días a la semana. Pagaba por clase, pero faltaba mucho pues me quedaba un poco retirado y a veces no me convenían los horarios.

Entonces, hace una semana, recibí un regalo inesperado. Resulta que mi hermana había pagado un año para ir al Curves cerca de la casa. Pero por cuestiones de salud tuvo que dejarlo. Entonces la dueña del establecimiento se acordó de que le debía todavía seis meses y le llamó por teléfono.

Mi hermana le dijo que ya no podía ir, pero la dueña le sugirió que un familiar tomara su lugar. ¡Así que ahora tengo seis meses gratis para irme a ejercitar! Y la verdad es que en esta etapa de mi vida, este tipo de ejercicio me conviene. Puede ir el día que quiera, a la hora que quiera. Solo me toma 30 minutos y no me agoto demasiado.

En unos meses se acabará el regalo, pero vendrán otros más. Así que doy gracias por esta oportunidad, pues veo que Dios sigue al pendiente de mí, y me roba muchas sonrisas día a día.

¡Cuánto lo amo!

7 comentarios:

sgv dijo...

Cuanto quisiera ser constante en mis ejercicios!

Sigue adelante y aprovecha la oportunidad, que como estas, no siempre se tienen!

Me pregunto cual sera tu proximo regalo!!!! QUE EMOCION, no?

elim-el oasis de Eva dijo...

WOW "Curves" es mi gimnasio preferido (de hecho no me gusta ningún otro) pero cerraron al que iba por enfermedad grave de la dueña (es una historia muy triste) estoy esperando que alguien abra otro por aquí ¡disfruta tu regalo!

Brisa dijo...

Que bueno :D!. Yo nunca he ido a Curves, aquí hay, pero como que no tiene tanta pega.Al gym que voy me queda a escasos 5 min, es super barato y abre las 24hrs. Y hay tres más a menos de 10 min de la casa.
Un abrazo Keilita.

Isa dijo...

¡Wow! ¡pero qué regalo! He oido que el Curves es muy bueno. Disfrútalo mi Keila, además ahorita, te hace muchísimo bien. Yo necesito volver a acomodar mi horario para poder ir a caminar por mis articulaciones, en fin.¡Disfrúta tu estancia en el Gym.
Besitos

Verdad (3 Juan 1:3-4) dijo...

Seguiré tu ejemplo. Tengo un reto de 100 libras a perder. :O

Anónimo dijo...

Hola!
Hace poco me topé con tu blog... estaba buscando cosas sobre Jane Austen!
Me encanto, precisamente por todas las cosas que escribes sobre Dios, últimamente las cosas no me ha ido bien, pero leer tu blog siempre es esperanzador, sobre todo en estos tiempos de incertidumbre y duda.

Es Dios moviéndose, lo sé, xq aunq ahí algunas cosas que no entiendo de él, creo que entiendo lo básico y con eso puedo seguir!

Gracias!

Citlali

Triple dijo...

Es en esos pequeños detalles en los que vemos la grandeza de Dios. ¡Disfrútalo mucho!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...