7 de septiembre de 2009

Divagando sobre las noticias de hoy

En mi ciudad, cerca de donde vivo, se suscitó la catástrofe. No es mi intención hacer una crónica sobre los hechos —que pueden hallar en los periódicos digitales— solo divago:

Lamento mucho la pérdida material de muchos habitantes de Valle Dorado y zonas aledañas. Sé que en estos tiempos de crisis, la cosa se complica.

Ruego que este nuevo “desastre” natural, nos haga más sensibles a las cosas importantes de la vida: los otros seres humanos. Podemos perder muebles, pero nada duele más que perder seres queridos.

En la misma nota, hoy por la mañana se daba otra noticia. En un hospital cercano, unos hombres entraron para robar un cajero automático y hubo muertos y heridos. Ya no se respeta ni siquiera un hospital.

Ruego que este nuevo “atentado” contra la dignidad humana, nos haga más sensibles a las cosas importantes de la vida: los valores. Si perdemos el respeto al derecho ajeno, solo habrá guerra y más violencia.

Y mientras nuestro mundo se colapsa a través de cambios climáticos y violencia, veo una iglesia apática, una sociedad indiferente a la Palabra de Dios, un mundo que ha cerrado sus ojos y sus oídos.

Ruego que este nuevo “letargo” espiritual termine, y nos hagamos más sensibles a lo que realmente importa: Dios mismo. Sin él, la vida no vale la pena. Sin él, nadie tiene sentido. Sin él, no hay nada

3 comentarios:

sgv dijo...

"Sin el"

Me recuerda Juan capitulo 15.

Triple dijo...

El agua cubrió completamente la casa de una compañerita de la Princesa, su familia perdió todo en unos cuantos minutos. Tuvieron que tirar todas sus pertenencias y he podido ver la solidaridad y el apoyo de aquellos que los conocemos.
Muchas cosas se aprenden cuando suceden este tipo de cosas y más cuando están -prácticamente- a la vuelta de la esquina.

Isa dijo...

Mi amada escritora, yo me enteré por los noticieros y qué tristeza tan grande.Lo que sentí más horrible, fue escuchar la forma de la muerte del anciano inválido ¡sigh!
Es verdad que la iglesia duerme, o sólo está al tanto de los que son sus "amigos", esa es la triste realidad.
No cabe duda que debemos de mantenernos con vigilancia espiritual.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...