10 de noviembre de 2009

Adiós, Tacu


Hasta ahora me puedo sentar a escribir, aún cuando la despedida oficial fue hace una semana. No puedo negar que lloré y que el nudo en la garganta comenzó desde temprano. Pero ¿qué más podía hacer?

He crecido en ese lugar por más de treinta años. Allí nací, conocí, aprendí; allí sufrí, disfruté, compartí. Mis recuerdos están con las personas, la riqueza verdadera. Las casas y los autos, el dinero y las posesiones no se pueden comparar a los amigos, los conocidos, los familiares.

Y por eso me conmuevo. Porque no dejo un lugar geográfico o un lugar de reunión, sino que dejo —geográficamente— a mi familia. Una familia compuesta por mis padres, mis hermanas y mis cuñados; tíos, tías y primos; pero también comadres, amigos y hermanos en la fe.

Tacubaya significa mucho más que cuatro paredes ubicadas en la delegación Miguel Hidalgo. Implica un grupo de personas a quienes amo y aprecio, con las que he compartido y llorado, reído y cantado. Gente que me ha visto crecer, que me ha visto madurar, que me ha apoyado.

Somos una familia, lo sé. Y sé que encontraré una nueva familia en mi futuro lugar de residencia, lo cual implica que mi “familia” solo crecerá, se ampliará, aumentará. Pero aún así duele saber que ya no nos veremos a los ojos cada domingo.

Aún así, mi oración es que los lazos se estrechen, y no que no desaparezcan; que la tecnología nos preste sus beneficios y seguimos en contacto; que nos visitemos y nos recordemos con cariño.

Finalmente, me queda la esperanza que un día nos reuniremos nuevamente, la familia completa, y tendremos mucho tiempo para convivir, conocernos y aprender aún más.

Por lo pronto, solo quiero decir: gracias. Los amo y los echaré de menos.

10 comentarios:

Alejandro Vazquez dijo...

Keila, nuestros mejores deseos para ti y por el nuevo rumbo que tomará tu vida.
Las mejores bendiciones y nuestra oración. Abrazos!

Anónimo dijo...

Hola Keila hace poco he descubierto tu blog bueno los 2 que escribes, y he leido con mucha sorpresa el principio de tu bog "diario de una ..." es triste que tengas solo la version de 1 sola persona, y que tan sincero haya podido ser al contarte en el parque como fue utilizado, lo cual dista mucho de lo que fue su realidad. Te deseo toda la felicidad por que una mujer como tu se la merece.

*DeNiSSe* dijo...

Hay cambios que causan tristeza, añoranza, incluso lágrimas, pero cuando ese cambio se hace por amor y no sólo a una persona sino a Dios, los cambios siempre traen consigo multitud de bendiciones, y estoy segura que eta cambio en tu visa así será, como muchos que vendrán y aumentarán tu fe, tu esperanza y tu amor, que bíblicamente es el que permanece, mcho más aún si es el verdadero amor que sólo se experimenta al conocer a Dios. MIs mejores deseos en esta nueva etapa que emprendes, comparto tu emoción y expectativa, el Señor les bendiga en su nuevo hogar! y que lo glorifiquen siempre a Él, que porten con orgullos y responsabilidad la figura más sublime del amor de Cristo por su Iglesia: El Matrimonio. Besos y Abrazos

Alí Reyes H. dijo...

De seguro que no te van a olvidar...Se ve que eres difícil de olvidar. Y recuerda que tu familia espiritual está en todos lados y también cuentas con nosotros, do quiera que vayas (como dicen en los himnarios antiguos) Abrazos

Javi Melaza dijo...

Dejar el lugar en donde uno se crió es siempre difícil. Ánimo amiga que no te vas sóla, sino con Dios y el hombre que EL diseñó para tú vida.

Saludos.

Lisi dijo...

Te mando un abrazo muy fuerte.

sgv dijo...

Reunion Celestial...anhelo y esperanza de mi corazon!

Si, ven Señor Jesus! Amen

Isa dijo...

Mi amada Keila, ¿qué puedo decir? Tacubaya, una iglesia muy amada por mí, que se gozó (en mi boda) y lloró conmigo también (en la muerte de mi primogénito), pero sé, que el Señor,al igual que a mí, a ti también, nos ha concedido excelentes parejas. Sé que con Abraham proseguirás trabajando y escribiendo para Él como lo has hecho hasta ahora.
Te envío mi amor, diciéndote "hasta luego", y unas palabras de C.S. Lewis:
"Vete en obediencia y encontrarás amor. No tendrás más sueños. Ten niños en cambio. Urendi Maledil." (Trilogía Cósmica)
¡Felicidades!
¡Te quiero muchísimo!

bob dijo...

Estimada sister.-
En la congregaciòn te echaremos de menos, aun recuerdo aquellos días cuando tuve la oportunidad de ser maestro de escuela dominical de tu generación, y ahora recientemente tú lo fuiste de mis hijas. Tambien tu gran apoyo en campamentos y en los programas de navidad. Eres una gran sierva de Dios. Abraham tienes a una gran mujer, virtuosa, temerosa de Dios. Que Dios les bendiga y les use en su ministerio. Seguro estoy que entre los tres (Dios y ustedes dos) serán de bendición a otros.

Anónimo dijo...

keii!!!
apenaz descubri tu blOg... esta muii liindO y llenO de enseñanzas...
qe liindO art... te extrañamOz muchizimO...
esperamOz qe esten mui bn y ojala y ns visiten prontO.
Dios te bendiiga.. tkm
berenice ruiz

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...