20 de diciembre de 2009

Lo aprendí de Winnie Pooh: conclusión


Concluyo con esta idea, pues se me figura la más central. C. S. Lewis, al hablar de los diversos tipos de amores, ensalza la amistad como una de las delicias más grandes de la vida. La amistad, como él dice, es el amor menos instintivo, orgánico, biológico, gregario y necesario; no corta la respiración ni acelera el pulso. Sin embargo, es el círculo donde uno simplemente “es”. En la amistad, no fingimos; nos aceptamos como somos.

La amistad nos permite ver las bellezas de los demás, y por eso los amamos, con todas sus imperfecciones, pues son ellas las que nos hacen especiales. Queremos a Winnie por su poco cerebro, a Puerquito por su inseguridad, a Ígor por su pesimismo, a Tigger por sus impulsos, a Rito por su inocencia, a Kanga por sus exageraciones, a Conejo por su tacañería, a Búho por su falsa sapiencia y a Christopher por su corta edad. ¿El consejo para tener amigos? En palabras de Pooh: “No puedes quedarte en tu rincón del Bosque esperando a que otros vengan a ti. A veces tú debes ir a ellos”.

3 comentarios:

Triple dijo...

He vivido muy de cerca la amistad en estos días. Me encanta el concepto de Lewis acerca de ella.
Gracias por ser mi amiga!!!

sgv dijo...

Magnifica descripcion de CS Lewis y Pooh no se queda atras, la amistad empieza con uno mismo "El hombre que tiene amigos, HA DE MOSTRARSE AMIGO" Prov.18:24

Gracias a Dios por inventar la amistad!

Anónimo dijo...

pero a veces resulta tan difícil!! seguir Prov. 18:24.
Igual comparto lo lindo que es tener personas a quien querer y que te quieran.

Rosita

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...