16 de diciembre de 2009

Winnie Pooh: lección 2

Los juegos no tienen que ser complicados para ser divertidos. ¿Te acuerdas del pasatiempo preferido de Pooh? Se trataba de un juego muy sencillo en el que se paraban sobre un puente y lanzaban una rama al río. Luego corrían para asomarse del otro lado del puente y la rama que salía primero, ésa ganaba. Nunca comprendí cómo sabían cuál rama era de quién, pero ¡cómo se divertían! A veces olvidamos que los juegos no deben venir en una caja para ser buenos, sino que unas simples ramas de árbol pueden funcionar. Tampoco deben ser violentos o competitivos, sino simplemente un modo de pasar el tiempo.

2 comentarios:

Triple dijo...

Las mejores lecciones son las más sencillas ¡gracias por compartir lo que te ha enseñado Winnie Pooh!

sgv dijo...

En Camiri, Bolivia disfruto que muchos niños, quiza inadvertidamente, todavia juegan al estilo "Winnie Pooh". He aprendido mucho de ellos y los admiro.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...