4 de enero de 2010

Divagando sobre la salsa picante


En algunos lugares a todo le añaden salsa de tomate, pero en mi país, el chile lleva la delantera. Muchos turistas se asombran cuando les presentamos nuestros dulces: caramelo macizo de sabor mango cubierto con chile y sal; goma de mascar cubierta con chile piquín y sal; tamarindos cubiertos con chile y sal.

Quizá nos gusta que todo lo dulce tenga un poco de reto o de aventura. Tal vez nos hemos acostumbrado a que todo éxito trae consigo un poco de dolor. Cierto que el nacimiento de un niño conlleva gozo, pero la madre pasó un mal rato durante el alumbramiento. El chico que se gradúa con honores tuvo que sacrificar horas de diversión para estudiar y preparar sus exámenes.

Así es la vida. Tiene salsa picante.

¿Qué quieres este nuevo año?

¿Bajar de peso? Come menos, haz ejercicio y toma mucha agua.
¿Redecorar tu casa? Ahorra dinero, haz tú mismo las cosas y utiliza material reciclable.
¿Mejorar tus calificaciones? Toma apuntes, repasa con regularidad y presta atención en clases.

La vida sin picante, sería demasiado dulce, y en cierto modo, irreal.

Quieres bajar de peso así que sueñas con que alguien te pague la liposucción. ¡Imposible! Además, si no te duele, no lo valoras.
Quieres redecorar tu casa así que la mandas incendiar para que el seguro te compense y compres muebles nuevos. ¡Ilógico! Además, si pones en peligro otras vidas, terminas en la cárcel.
Quieres mejorar tus calificaciones así que pagas para que alguien te haga la tarea y te pase las respuestas. ¡Ilegal! Además, si no alimentas tu mente, desperdicias tu talento natural.

Lo que vale, cuesta. Lo duradero conlleva trabajo. A nadie le hace mal un poco de salsa picante.

7 comentarios:

Noel Navas dijo...

¡Feliz año Keila! Un amigo me dijo una vez: "Si alguien te dice que lo lograrás fácil y sin esfuerzo... ¡Eso es del diablo!" Jajajá. Y siguió: "Lo único gratis en la vida es la salvación. ¡Para todo lo demás hay que esforzarse!"

Es decir: Para todo lo demás se necesita "Salsa picante". Y eso que no soy amante del chile eh, jeje.

Noel.
www.laaventuradecomponer.com
El Salvador.

Alí Reyes H. dijo...

Dios te bendiga Keila y te ayude a lograr los objetivos de este año, sobre todo tus proyectos literarios. De paso, te pido la oración para que yo también pueda publicar mi segundo libro de cuentos en este año
----------
Ya que hablamos de comidas. Te invito a mi blog para que brindemos con una bebida venezolana, se llama PONCE CREMA

Isa dijo...

¡Vaya! Soy mexicana pero no me gusta el chile, y siempre me ha parecido chistosa esta manía mexicana de a todo ponerle chile. Qué bueno que le pusiste la parte poética a la costumbre mi Keila preciosa. Eso sí, ¡no hay que "enchilarnos"! ¡no es recomendable!, je,je.
Besitos.

Claudia Gonzalez Cañas dijo...

Me encanta como ves las cosas mi estimada y tienes razón.

Saludos.

Clau

Anónimo dijo...

Hola Keila,
Es totalmente verdadero, no hay logro sin esfuerzo. Gracias por habernos recordado que debemos seguir adelante para llegar a nuestra meta aunque nos enchilemos un poco.
Oye, que raro que a mis hijos les gusten los dulces picosos pero no comen la comida con chile jejeje.

Besos y abrazos desde Oregon.
Gemi

Andres Sgv dijo...

Me encanta la salsa picante cuando soy yo el que pone la cantidad.

No me gusta cuando Dios decide cuanta "Salsa picante" debe llevar mi dulce!!!

Pero el es EL GRAN CHEF y no se equivoca. Debo aprender a saborear sus recetas!

Iván Castro Rodelo dijo...

Hola, bendiciones.
La gran pregunta es ¿por qué tus libros no llegan a Colombia?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...