14 de enero de 2010

Un dios maya


Resulta fascinante investigar y conocer otras culturas. Las civilizaciones prehispánicas en México aún causan sorpresa, extrañeza e interés. Los mayas, en particular, asombran por su inteligencia y sagacidad.

Matemáticos, astrónomos, arquitectos, poetas. Hombres y mujeres que han heredado —pues aún los hay— fortaleza y sagacidad ante un mundo cambiante.

En Tulum, uno de los centros arqueológicos mayas que aún quedan, se levanta un templo pequeño, un tanto ladeado, que pertenecía al dios de la miel (o el dios abeja). ¿Quién era ese? Nos cuenta la historia que Tulum —cerca de Cancún— era un puerto de contacto. Se encuentra en una pendiente desde la que se observa el mar Caribe, con sus tonos azules y su arena blanca, en un sitio estratégico para detectar huracanas y embarcaciones enemigas.

Sin embargo, muchos navíos eran amigos, no enemigos, e intercambiaban productos. Hasta el día de hoy, la zona de Cancún, Playa del Carmen, la Riviera Maya, no se caracteriza por su producción agrícola o ganadera. Hoy se sostiene del turismo; ¿y en la época prehispánica?

¡Producían miel! El guía de turistas mencionó que las abejas por esa zona no pican. (Aún tengo mis reservas). Pero en vista de que la miel abundaba y les proporcionaba otros productos, los mayas erigieron un templo.

Las civilizaciones antiguas solían rendir tributo o inventar un dios para asegurar su futuro. Quizá para nosotros suene descabellado y bárbaro, pero no somos tan distintos a esos mayas. Tal vez en unos siglos más, los futuros moradores de la Tierra verán nuestras ciudades como ruinas y observarán unos arcos dorados. Se preguntarán si son nuestros dioses o nuestros altares. ¿Quién les explicará que se trata solo de un McDonalds?

En fin, solo hablo de esto y aquello.

2 comentarios:

Isa dijo...

¡Muy buen post! Se me hizo ilustrativo, entendible ¡y me hizo reir! -por lo de McDonalds- ja,ja,ja. ¿Acaso no estaremos elucubrando de la misma manera ahora? Con lo de la miel, no, pero, ¿con otras cosas en otros lugares?. Bueno, de alguna manera, como humanos...¡todos divagamos!
Besitos.

Andres Sgv dijo...

Cuando vean la famosa "m" amarilla diran que le rendiamos culto al dios de la glotoneria, chatarra y colesterol.

Ay, ya se me antojo una quarter pound, double cheese with bacon!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...