22 de febrero de 2010

El engaño de las riquezas

Porque a veces creo que con un poquito de dinero mi vida sería mejor, perdóname. Porque sé que más que riquezas te necesito a ti.

Porque a veces me siento confiada y segura debido a mi cuenta en el banco, perdóname. Porque sé que los tesoros más grandes no son económicos.

Porque a veces me alegro cuando veo que no sufro como los demás, perdóname. Porque sé que tú aprecias más la compasión y el contentamiento.

Porque a veces sueño con maneras de enriquecerme más, perdóname. Porque sé que debería ocupar ese tiempo para convivir contigo.

No permitas que las espinas del engaño de las riquezas ahoguen esta semilla verde, titubeante y frágil. Ayúdame.

5 comentarios:

Eduardo Morales Elizalde dijo...

Excelente! me haces reflexionar sobre lo que tenemos en mente a diario. Dios te siga bendiciendo.
www.selloentucorazon.blogspot.com

En Cristo Jesús:

Eduardo Morales

Andres Sgv dijo...

Señor, ayudame a mi tambien.

Eduardo Roldán Reyes dijo...

Cuán fácil somos presa de dicho engaño, pero al final tenemos esa esperanza de mirar al cielo y confiar en que nuestro amado Sembrador, no dejará sin sustento a sus semillas!

Un saludo para ustedes de parte de otro nuevo matrimonio!

Isa dijo...

¡AMÉN!

Samuel dijo...

Ciertamente los tesoros que tenemos son los que estan en el cielo dejando aun lado lo que para nosotros aparentemente es necesario o importante. El llegar día a día a nuestro DIOS y pedir perdon por perdernde vista esos tesoros celestiales y rogar a él que nos de sus ojos para ya no ver lo que facilmente puede hacernos presa. Que gran DIOS, que hermoso JESUS, no podemos hacer otra cosa que caer ante El y reconocer que fuera de Él no hay nada
Con amor en CRISTO Samuel http://elmantodegracia.blogspot.com/

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...