17 de mayo de 2010

Divagando sobre paradojas (1)


Comprendo y no comprendo porqué el cristianismo es y no es popular; pero es que está lleno de paradojas (dos verdades en supuesta contradicción). Empecemos con una.

La más completa libertad y la más absoluta esclavitud.

Libertad de corazón. Libertad del pecado. Libertad del yo.

Esclavitud a Cristo. Esclavitud voluntaria. Esclavitud por gratitud.

Soy libre, pero esclava. Estoy en cadenas, pero puedo volar.

Una paradoja.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tú lo sabes,

me encanta decía yo antes los antonimos en las cosas que hace Dios, pero me has hecho ver esta nueva palabra "paradojas" y me ha gustado mucho esta paradoja de la libertad y la esclavitud me cuesta trabajo entenderla de hecho no la entiendo(como otras paradojas del cristianismo o de DIos)pero la creo, la recibo, la gozo y precisamente me encantaría que no me dijeran que soy hermano libre(o del sembrador) o biblico o bautista o luterano, etc. me encantaría que me dijeran que soy un esclavo de Jesús y estó busco, luchó, disfrutó y vivó para ser un doulos de él.
Gracias por tú reflexión me llevo a pensar esto.

Abraham Macip

Alejandro Vazquez dijo...

Interesante y valiosa reflexión Keila... Me parece que esas paradojas son las que hacen más dinámica y profunda nuestra relación con El. Abrazo

Brisa. dijo...

Tremendo querida amiga!!...espero la segunda parte.
Un abrazo.

Noel dijo...

¡Tremendo! Es como la paradoja: "Yo estoy en Cristo y Cristo está en mí". Paradógico también.

Noel.

Jenny dijo...

Me encanta

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...