21 de mayo de 2010

Divagando sobre paradojas (3)


Riqueza y pobreza.

Terrenos peligrosos. Arena movediza.

Riqueza. Porque de pronto hay mucho billete. Pobreza. Porque de pronto solo una moneda para el pan de hoy.

Riqueza. Porque a veces hay abundancia de recursos. Pobreza. Porque a veces hay sequías.

Riqueza. Porque de repente fluyen promesas y consuelo. Pobreza. Porque de repente no se escucha ni su voz.

Riqueza. Porque entonces su amor se derrama. Pobreza. Porque entonces el amor calla.

En ocasiones pobre, en otras rica. Los que solo hablan de riquezas, no conocen al Maestro. Los que solo hablan de pobreza, no conocen al Maestro. Paradojas. Verdades en supuesta contradicción.

4 comentarios:

Karen dijo...

Y es que la vida es un constante claroscuro.

Brisa. dijo...

Gracias por este post.

Lisi dijo...

Pensando en aquel que siendo rico, se hizo pobre por nosotros...y que será exaltado hasta lo sumo.

Me alegro por las paradojas, que no permiten que remitamos a Dios a una cajita perfectamente explicada.

Adán Cortés dijo...

De veras que eso es lo interesante de ser Cristiano estas paradojas, en especial cuando vemos todo a traves de los ojos de la fe, no siempre sera facil pero Dios nos ayuda cada día a afrontarlas.

P.D. Por cierto ya quedo lista la reseña del Bargueño a ver que te parece jijijiji.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...