13 de mayo de 2010

Mi maestra favorita

Un día se detuvo para leer un cuento; otro día se detuvo para leer una novela. Un día se detuvo para corregir un manuscrito; otro día se detuvo para corregir una actitud.

Correctora incansable, lectora voraz. Paciente, honesta. Maestra, amiga.

Ejemplo de vida como escritora, como editora, como madre, como abuela, como esposa, como hija de Dios.

¡Una maestra! ¡Elisabet de Isáis!

2 comentarios:

Isa dijo...

¡De acuerdo contigo mi estimada escritora! Es más...¡una vida dedicada a Dios y a su familia!
Besitos.

omnicuco dijo...

De acuerdo! Durante los pocos años que la he conocido, he llegado a aprender muchas cosas que me han servido. Sus escritos también son para fortalecer a much@s en su diario vivir con Dios.
Margie Hord

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...