15 de julio de 2010

¿Ama de casa o amando la casa?


¿Se dice “ama” de casa porque uno es la dueña o la que tiene la última palabra? ¿O no será que se equivocaron en la palabra “de” y debía ser cambiada por “la”? Quizá eso nos haría cambiar de perspectiva.

Porque entonces…

No somos amas de casa porque se haga nuestra voluntad, sino porque amamos la casa la cuidamos y velamos por el bienestar de sus miembros.

No somos amas de casa de un modo negativo, sino que estamos en casa porque la amamos.

Por lo tanto, no es para nosotros un peso insostenible, ni una degradante posición, sino un privilegio hacer lo que nos gusta y porque nos gusta, pues el amor es el que mueve nuestras manos, nuestros pies y nuestra voluntad.

Así que, no soy ama de casa. Soy quien ama la casa.

Nota: Y cabe aclarar que la “casa” es mucho más que cuatro paredes.

10 comentarios:

Darth Akire dijo...

Keila: Me gusta mucho leerte, no opino seguido, pero me gusta mucho tu opinión, aun cuando aveces difiero de tus ideas siempre me han parecido respetables y muy buenas.

Hace tiempo que había pensado en ello y creo que, al menos en mi caso, el término "ama de casa" no me gustaba por lo mismo. Me parecía más como si se dijera "la reina, la dueña, la jefa, la única que pone reglas, la mandamás" de la casa (o como dirían mis pastores de jóvenes "la ayuda y doña" en lugar de ayuda idónea).
Es excelente idea aclarar ese punto, que por tradición se usa sin analizar lo que podría significar para otros.

En base a ese punto de vista, amo mi casa, amo a los que la habitan, por que juntos hacemos la casa, no nada más la hace la mujer dando órdenes y controlando a cada persona que habita su casa.

Gracias por tan buen post!

Saludos afectuosos desde Xalapa.

Ale C.L ♥ dijo...

Sí, también prefiero "ama la casa" jeje.

Saludos!
DTB

Isa dijo...

Sería un buen cambio en el vocabulario y eso haría mucha diferencia en el enfoque hacia la dama que queda en casa por amor a su hogar. Creo que todos manejamos la palabra según nos haya tocado vivirla. Viví en un medio en donde decir "ama de casa", era un significado casi, casi de retrasadita mental que sólo sabe ver y llorar con las telenovelas,pensando en qué ropa se va a poner ese día y su cerebrito permanece intacto, ¡sigh! Incluso me atreví a hacer de manera somera y nada científica, una pequeña encuesta con mi propia persona y vaya, creo que un día sacaré el resultado en un post, je,je.
Muy buen post mi preciosa escritora.
Besitos.

Carlos "El Samurái" González dijo...

La casa: Terreno estrictamente celado por ciertas mujeres que se consideran Dueñas y Señoras de todo lo que se ve en los confines del reino del hogar, diosas menores que bajo sus alas protectoras sanan y salvan a su progenie y al hacedor de su felicidad, el hombre; todo poderoso, todo desinterés, fuerte, feo, formal y lleno de necesidades que sólo sus sabias manos saben sanar. Borra cicatrices, remienda sueños, teje destinos y perdona lo que sea por la paz de un destino seguro... o si no, el reino es destruido.

Yo creo en el hogar compartido. Creo en la familia que crece junta. Yo vi caer los dientes de mi hija, cambié sus pañales, he hecho tareas con ella, he reprobado y pasado exámenes a su lado; todo a lado de mi esposa, los dos, lado a lado, hombro a hombro, paso a paso.

Hace un año acepté una oferta para trabajar fuera de casa y me arrepiento. Gano más trabajando en casa, menos tiempo y lo hago junto a mi familia. Se que no todos pueden encontrar un trabajo que les permita quedarse en casa, pero enfrentémoslo: muchos hombres saben conectar un DVD pero no saben lavar sus calzones, para eso está el ama de casa. Y ella, encantada con su rol, sirve a Dios lavando calzones.

Creo que los hombres debemos ser más amantes de la casa, aunque llegue menos dinero a ella, total ¿Dios se encarga no? Si toda la familia no aprende a confiar en Dios, ¡qué caso tiene creer en él o hacerlo Señor de nuestro hogar! Entonces, por eso creo y comparto siempre acerca de buscar juntos la salud y prosperidad del hogar.

Keila, perdona si sueno duro, trato de ablandarme, pero sólo sale un samurái caricaturizado cuando lo hago.

Creo que escribiré más de esto en mi blog, si me permites llevar allá la conversación (los blogs son conversación). Se me hace un tema muy interesante que me ha apasionado por años. Saludos desde Xalapa, como dijo Akire.

• Jessie • dijo...

Yo ya quiero ser ama de casa para amar mi casa -con todo(s) los que vengan dentro-! ^^

Keila dijo...

Por supuesto, Carlos. Y que siga la conversación. Realmente no hago referencia a los hombres pues el término "ama de casa" ha sido dado a las mujeres, pero estoy de acuerdo en que los 2 construyen el hogar y deben estar al tanto de todo. Sigamos conversando.

Brisa. dijo...

Esto está muy bueno!, ahora mismo se lo mando a mi mamá :).

Karen dijo...

Cuando intenté dejar un comentario en esta entrada no se pudo, por eso te lo dejé en facebook.
Me gustó mucho lo que escribiste.

Andres sgv dijo...

Excelente punto de vista.

Creo que el camino para ser "ama de casa" es el que tu mencioas, "amar la casa".

Gloria dijo...

Hermosa tu reflexion, amar la casa y ser seres magicos con rutinas reales cada dia. El amor es la base que mantiene, nutre y da vuelta al mundo. Saludos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...