1 de julio de 2010

¿Tigre o Dama?


Me fascina la historia del Tigre o la Dama escrita por Frank Stockton. Me atrae su uso del lenguaje, su capacidad de descripción, sus palabras intensas que te envuelven en la trama.

Un rey semibárbaro, cuyo método de justicia se ejecuta en la arena. El criminal solo tiene dos opciones: elegir una de las dos puertas. Tras de una, se encuentra un feroz tigre que lo devorará en segundos. Tras la segunda, surgirá una hermosa dama con la que contraerá matrimonio de inmediato. (No importa si el criminal ya está casado).

Todo se basa en la suerte. Se infiere que si sale el tigre, era culpable; si la dama, era inocente.

Entonces aparece la princesa, quien se enamora de un plebeyo. El rey envía al plebeyo a la arena, acusado de amar a la princesa, de amarla en secreto. La princesa sabe en qué puerta se oculta el tigre. La princesa conoce a la mujer detrás de la otra puerta (una rival de amores, a quien el enamorado no es indiferente).

Él observa a la princesa. Ella señala la puerta de la derecha. Él no titubea y se encamina a la derecha. ¿Y quién salió? El autor no lo revela. Nos deja con la incógnita. ¿Eligió la princesa la muerte de su amado? ¿Prefirió verlo vivo, aún cuando eso implicara su pertenencia a otra mujer?

Una buena trama, sublime descripción, final inconcluso. Una historia memorable que siempre me ha gustado discutir en clase. Yo, en lo personal, me inclino porque detrás de la puerta derecha estaba…

6 comentarios:

Noel Navas dijo...

¡¡¡Jajaja!!! ¡¡¡Pero díganme quién estaba al otro lado de la puertaaa!!!

Brisa. dijo...

Wow...que fuerte! :)

Ale C.L ♥ dijo...

Noooo!!! no pueden dejarme con la duda! Esa es una de las peores cosas que pueden hacerme jojojo =D

Saludos!
DTB
(Dios te bendiga)

Keila dijo...

Je, je, yo me quedé igual, pero "abran las apuestas". Yo digo, en mi opinión personal, que estaba el tigre. Digo, la princesa era semi-bárbara. Ahora que si yo hubiera estado en su lugar, habría señalado a la princesa. ¿Qué dicen?

Ivonne dijo...

Me recordo a la historia en la que dos mujeres se estan peleando por un bebe y Salomon decide partir al ninio a la mitad y la verdadera mama prefiere perderlo que verlo morir... creo que el verdadero amor lo hubiera dejado vivir a pesar de no ser suyo, un amor egoista hubiera preferido entregarlo a los leones que verlo a el y a su rival felices. Que terrible es la envidia que prefiere matar que dejar ser feliz a otros no?

Isa dijo...

¡No vale Keila!, ja,ja,ja, ¡mira que me has dejado con la duda!, ja,ja,ja.
Ahora que sí me la has hecho buena, ja,ja,ja :D
Besitos atigrados, je,je.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...