26 de agosto de 2010

Sin palabras

A veces las palabras no alcanzan para describir lo que sentimos, pero me alegra que siempre estén los Salmos para expresarlo mejor:

13 Tú creaste las delicadas partes internas de mi cuerpo
y me entretejiste en el vientre de mi madre.
14 ¡Gracias por hacerme tan maravillosamente complejo!
Tu fino trabajo es maravilloso, lo sé muy bien.
15 Tú me observabas mientras iba cobrando forma en secreto,
mientras se entretejían mis partes en la oscuridad de la matriz.
16 Me viste antes de que naciera.
Cada día de mi vida estaba registrado en tu libro.
Cada momento fue diseñado
antes de que un solo día pasara.
17 Qué preciosos son tus pensamientos acerca de mí, oh Dios.
¡No se pueden enumerar!
18 Ni siquiera puedo contarlos;
¡suman más que los granos de la arena!
Y cuando despierto,
¡todavía estás conmigo!

Nueva Traducción Viviente. Salmo 139
Te amo

1 comentario:

Karen dijo...

Nada más que agregar...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...