25 de octubre de 2010

Lectio Divina


En tiempos medievales surgió este método. Más que una forma de leer, es un recordatorio de cómo dialogar con Dios. ¿En qué consiste?

Lectio: la lectura del texto. ¿Qué dice?

Meditatio: la meditación del texto. Detenerse en un párrafo, una sección, una frase, y como cuando se prepara un té, dejar que la infusión transforme el agua simple

Oratio: la oración del texto. Usar frases para alabar, pedir, agradecer a Dios. Pedir prestadas del autor los conceptos que necesitamos hoy.

Contemplatio: la aplicación del texto. Dejar que el texto nos interprete a nosotros, que fluya en nosotros, que viva en nosotros. Que encarne en nosotros.

Un método sencillo, pero de gran utilidad. Que Dios me ayude a ser más fiel en mi tiempo a solas con Él. A final de cuentas, esto es solo un método, pero lo importante es que la Palabra more en abundancia dentro de mí.

2 comentarios:

Isa dijo...

Gracias, Keila. Muchísimas gracias por todo lo que nos has compartido a través de este post.
Es admirable la forma en que compartes tu conocimiento.
¡Cada nuevo post, aprendo contigo!
Besitos-chuiquitos-muacssss!!!!

Lisi dijo...

Resumen sencillo y directo. ¡Gracias, Keila!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...