3 de mayo de 2011

Alicia: lección 4

En una sociedad sin dirección, surgen reinas y reyes que ordenan: “¡Primero la sentencia! ¡Tiempo habrá para el veredicto!” ¿No nos suena familiar? Parecería que en lugar de un cuento, leemos los titulares de muchos periódicos. Así que, evaluemos a dónde vamos, o daremos vueltas sin lograr nada y perjudicaremos a nuestra sociedad en el proceso.

Quizá pongamos de excusa no tener tiempo para meditar en estas cuestiones de tanta importancia. Quizá lo malgastamos en otras cosas, pero haríamos bien en actuar con más respeto —como el Sombrerero lo hacía— pues el Tiempo es un señor. Quizá, como el Sombrerero, nos hemos peleado con el señor Tiempo, y ahora en nuestra vida siempre son las seis de la tarde.

No tiene porqué ser así. Aún podemos despertar de la pesadilla, como lo hizo Alicia, para descubrir más sobre nosotros mismos y hallar la dirección de nuestra vida. Todavía podemos meditar en que los libros, aún cuando no tengan ilustraciones ni diálogos, son interesantes y pueden brindarnos gran sabiduría. Al final de cuentas, en palabras de Carroll: “Todo tiene moraleja. Hay que dar con ella”.

Nuestro mundo, después de todo, no es más lógico, ni más justo, ni más normal que el de Alicia, pero aquí nos tocó vivir, y con un poco de introspección, con una búsqueda de metas, con un mayor respeto a lo que importa, podremos abrir los ojos y hallar sus muchas maravillas.

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...