21 de junio de 2011

Llorando por Sudáfrica


Cómo refresca la buena lectura. Encontrar un buen libro equivale a hallar un oasis en el desierto, o a una buena siesta después de un día ajetreado. Hacía mucho que no leía algo tan profundo y sencillo, tan humano y tan divino, tan desgarrador y tan lleno de esperanza.

Me refiero al libro “Cry, the Beloved Country” (Llora, el Amado País) de Alan Paton. Lo leí en inglés, y tristemente no encuentro copias en español aún. Pero me resulta una de las mejores novelas que he leído. Trata de un hombre, un religioso, un umfundisi que viaja a la ciudad de Johanesburgo en busca de su hermana Gertrudis de quien no sabe noticias. También aprovecha para indagar por su propio hijo, Absalón, a quien envió en busca de Gertrudis, su tía.

Se topa con la realidad de un pueblo africano y negro, oprimido y pobre, que acude a la prostitución y a la criminalidad en plena época del apartheid. Aún más, divaga sobre la realidad de las cosas y la tragedia de su pueblo. Un libro que pinta las verdades profundades del alma humana, y que nos hace reflexionar sobre lo que importa en la vida. Una lectura –en mi opinión- obligada para quienes amamos la vida. Pues no hay buenos ni malos, solo hombres blancos y negros, corrompidos e imperfectos, pero algunos, con la firme resolución de no caer en la trampa del racismo, de la imparcialidad y de la injusticia; y con la firme idea de no formar parte del ciclo de la corrupción de su país.

Sudáfrica nos ha dado grandes hombres, como Nelson Mandela. Ahora incluyo en la lista a Alan Paton, un escritor de primer nivel. Y los dejo con algunas frases para reflexión:

“Me enseñó que no trabajo para los hombres, sino para la tierra y la gente. Ni siquiera trabajo por el dinero. Trabajo para África”.

“Nuestro Señor sufrió. Y he llegado a creer, que no sufrió para salvarnos del sufrimiento, sino para enseñarnos cómo soportar el sufrimiento. Porque él sabía que no hay vida sin sufrimiento”.

“El poder corrompe. Pero hay una sola cosa que da verdadero poder, y es el amor. Porque cuando un hombre ama, no busca el poder, por lo tanto, tiene verdadero poder”.

4 comentarios:

Isa dijo...

¡Sí que se antoja leer este libro de Paton después de leer tu reseña!. Qué triste que no viene en español y que soy super floja para leer el inglés. Muchas gracias por contarnos los sucesos que relata el libro.
Besitos.

Mezclas dijo...

Hola! Descubrí tu blog hace unos días, te añadí y ahora paso de nuevo a visitarte y por fin comentarte.
Es interesante lo que escribes sobre el libro. Qué lástima que no esté en español porque, en mi caso, me costaría un poco más disfrutar de la lectura.
Si lo deseas, te invito a pasar por mi mezclado rincón.
Saludos mezclados

Magdalena dijo...

Keilita, yo tblo lei y fue una bocanada de aire fresco leer algo que llena el corazon. Me da gusto saber que seguimos en la misma sintonia. Tal vez vaya a Qro el proximo mes. Si si, te aviso a ver si nos podemos ver... Besos

CHARO dijo...

Ese libro debe ser un deleite. y la introducción con la que narras es maravillosa!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...