4 de noviembre de 2013

Algo en qué pensar

Matthew Henry dedicó diez años de su vida a escribir un comentario sobre la Biblia. Cuando terminó Hechos, murió, así que amigos y editores se dedicaron a recopilar sus sermones y finalizar de Romanos a Apocalipsis.

Sin embargo, antes de morir Henry dijo: "Una vida dedicada al servicio de Dios y en comunión con él es la vida más placentera que uno pueda vivir sobre esta tierra".

A veces me pregunto qué tipo de vida tengo. ¿En qué la dedico? ¿A quién sirvo? Quizá me sirvo a mí misma, o sirvo a un patrón que desconozco pero que me da dinero. ¿Con quién paso esta vida en comunión? Si analizamos que comunión implica compartir, conocer, intimar, entonces diría que tal vez mi comunión con muchos es pasajera, incluso itinerante.

Matthew Henry me ha dado algo en qué pensar.


No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...