10 de diciembre de 2014

Revistas....

Extraño recibir revistas en casa. De niña, mi abuelita me suscribió a una revista infantil llamada Highlights. Solo la recibí un año, pero ¡cuánto la deseaba! Y cuando llegaba, la devoraba aún cuando mi inglés era muy limitado.

Más adelante recibí la revista TEEN. Me parece que fueron dos años de mi adolescencia en que leí sobre moda, los programas del momento y tips de belleza. ¡Cuán grato era esperar al cartero! ¡Cuánta emoción saber que la revista había llegado!

Después heredé revistas usadas de mis abuelos, y aún recibo algunas revistas de una querida tía que guarda para mí esa serie de historias románticas que ella lee primero. Pero echo de menos aquellos días.

Si se vale soñar. Me gustaría seguir recibiendo revistas cada mes, una para mi esposo, algunas para mis hijos, otras para mí. Pero revistas con buen contenido, con cosas interesantes. Revistas que hagan pensar, que hagan suspirar, que provean sana diversión. ¿Sugerencias?

Nota: La foto muestra una de las revistas que recibí en mi niñez. ¡Aún la recuerdo!

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...